Punto ciego al manejar precaución al volante

Punto ciego al manejar: precaución al volante

¿Alguna vez te ha pasado que intentas cambiar de carril sin notar la aparición de otro coche que no viste reflejado en los retrovisores? Cuando pasa esto no es que sea un mal conductor, sino que se trata simplemente del punto ciego al manejar.

Los retrovisores son uno de los grandes aliados a conducir a que siempre te permiten darte cuenta de la presencia del resto de los coches o algún otro obstáculo que haya en la carretera.

Estar sentado frente al volante limita mucho la visión de lo que ocurre en la carretera. En este tipo de posición tu vista se enfoca principalmente en lo que tienes delante, a menos que gires la cabeza hacia los lados o intentes ver hacia atrás en determinadas situaciones.

Punto ciego al manejar precaución al volante

Y es que hay veces donde a pesar del uso de retrovisores, el punto ciego es inevitable y no podrás ver un coche, una persona o cualquier otro objeto que se interponga en tu camino.

Aunque lo que sí puedes evitar son los accidentes por no notar un coche que se acerca en medio de un carril. Y para lograr esto debes seguir algunas precauciones al volante para evitar cualquier accidente de tráfico.

¿Qué es un punto ciego al conducir?

Un punto ciego en conducción es el área a los lados del coche donde no puedes observar lo que pasa. Cuando los espejos retrovisores no alcanzan a ofrecer toda la visibilidad necesaria es posible que no estén posicionados correctamente.

El tamaño de los retrovisores también podría tener que ver con que no tengas una buena visualización.

Dependiendo del modelo del coche el tamaño puede variar, pero el punto ciego se encuentra exactamente entre e limpiaparabrisas y la columna que separa la ventana. Este es el área donde la mayoría de los conductores pierde visión de lo que está pasando.

Qué es un punto ciego al conducir

Por lo general, muchas veces los espejos retrovisores son adaptados dirigiéndose hacia atrás y esto es un error.

En los costados traseros del coche suele suceder lo mismo y el campo visual se reduce mucho, por lo que los retrovisores siempre deben ajustarse para que ofrezcan el mayor rango de visión posible.

8 consejos para evitar el punto ciego al manejar

Anualmente, según estadísticas de estudios en Estados Unidos, se producen hasta 800.000 accidentes de tráfico por culpa de los puntos ciegos. Y un 20% de los conductores no colocan en la posición correcta los retrovisores o no los ajustan adecuadamente al cambiar de carril.

Por esta razón, es muy importante seguir ciertas precauciones al conducir para que conduzcas con seguridad.

8 consejos para evitar el punto ciego al manejar

1. Ajuste de los retrovisores

Asegúrate de ajustar correctamente tus retrovisores al manejar. La posición adecuada debe ser con el espejo central apuntando al vidrio trasero del coche. Por otro lado, los laterales tienen que estar en dirección hacia las esquinas de modo que no reflejen mucho a tu coche.

Alinea tu retrovisor izquierdo moviendo su cabeza a la izquierda, ajustando el espejo de modo que toque el cristal y revisando que apenas se vea el coche.

En cuanto al retrovisor derecho, es recomendable que desplaces la cabeza hacia el centro y lo ajustes de manera que se vea lo menos posible el lateral de tu vehículo.

Otro punto que tienes que considerar es que los espejos retrovisores se acomodan a la medida de las necesidades del conductor, teniendo como prioridad no dejar de lado la posición correcta.

2. Ojos sobre la vía

Al manejar gira la cabeza para comprobar que no hay ningún coche cuando vas a cambiar de carril. Recuerda que una de las más importantes precauciones al conducir es mantener los ojos sobre la vía en todo momento.

3. Espejos limpios

Para que nada obstruya tu visión mantén bien limpios los espejos retrovisores y los vidrios de tu coche.

4. Utiliza los retrovisores

Utilizar los retrovisores te ayudará a tener una conducción segura. Acostúmbrate a usarlos al conducir como si fueran un par de “ojos adicionales” durante todo el trayecto y no solo al cambiarte de carril.

5. No te ubiques en el punto ciego de otros

Si vas a efectuar un rebase o haces una maniobra de adelanto, intenta no colocarte en el punto ciego de los demás vehículos que van por la carretera.

6. No obstruyas la visibilidad de los espejos

En caso de instalar algún dispositivo antirrobo en tu coche, evita obstruir la visibilidad de los retrovisores.

7. Cuidado con los camiones

Al conducir ten cuidado de colocarte en el punto ciego de vehículos especialmente grandes como buses, camiones y de maquinarias.

8. Manejo prudente

Manejar prudentemente será la mejor de las decisiones para prevenir cualquier situación de riesgo y que puedas cambiar de carril con seguridad.

Cómo ampliar el campo visual para evitar un punto ciego al manejar

Cómo ampliar el campo visual para evitar un punto ciego al manejar

Una manera efectiva para ampliar tu campo visual al conducir es instalar en tu vehículo espejos convexos, ya que estos te proporcionarán una visión más dilatada de todo lo que sucede a tu alrededor.

Los espejos retrovisores convexos tienen una forma redonda y son esféricamente salientes como un punto observador. Estos elementos no son sustitutos de los retrovisores. En realidad, son una herramienta que amplifican la visión al pegarse a los espejos y que nos dejan ver todo el entorno.

Otro recurso en el que puedes apoyarte son los sensores de retroceso, porque te será de mucha utilidad aun cuando no te aporte más visión.

Muchos modelos de coches actuales incluyen estos elementos de detección para facilitar la medición de la distancia entre los objetos y tu coche. Y las versiones más modernas emiten un sonido de advertencia al acercarte demasiado, minimizando al máximo el riesgo de accidentes.

ampliar tu campo visual al conducir

Hoy en día puedes encontrar sensores de choque inminente que con un fuerte pitido te alertarán para que frenes de inmediato. Incluso hay sensores que te avisan de la proximidad de una pared, una persona y diversos objetos además de los coches.

Para evitar el punto ciego al manejar, contar con una visión integral de tu entorno es clave, garantizando así tu seguridad y de los pasajeros que te acompañan en tu viaje.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *