Pruebas de conducir clase B: consejos para prepararte

Pruebas de conducir clase B: consejos para prepararte

¿Conoces cuáles son las pruebas de conducir clase B? ¿Sabes cómo prepararte y sacar tu carnet B?

La licencia de conducir clase B es la licencia de coche que una persona puede obtener tras aprobar el examen de manejo. Esta licencia es una de las primeras que obtienen los conductores y es fundamental para poder optar por otras certificaciones como el carnet clase A.

¿Por qué debo presentar las pruebas de conducir clase B?

Sacar la licencia clase B es importante, ya que con ella podrás conducir vehículos de tres ruedas entre para transporte particular, con un peso de hasta 3.500 kilogramos y capacidad de hasta nueve pasajeros.

Vehículos de dos ruedas, motocicletas, vehículos con características especiales y remolques entran dentro de la  clase de vehículos que puedes conducir.

Al tener el carnet B también podrás aprobar a futuro la licencia clase B96 o la licencia clase B+E. Y para poder aprobar el examen para el carnet B tienes que presentar los documentos requeridos por el centro de conducción y superar la prueba teórica y práctica.

Pruebas de conducir clase B: consejos para prepararte

¿A qué edad puedo sacar la licencia de conducir?

Para sacar la licencia de conducir la edad mínima se establece en 18 años. Luego de presentar toda la documentación requerida deberás pasar el examen teórico que por lo general está compuesto por una serie de preguntas al estilo.

En las preguntas de resolución sencilla se evaluará que poseas todos los conocimientos necesarios para manejar un vehículo. Y tras superar las preguntas teóricas pasarás al examen práctico en el que demostrarás todas tus habilidades para conducir.

La práctica de manejo se dividirá en una prueba de circuito cerrado y una de circulación en las vías abiertas. Para la práctica de circulación, un instructor de manejo te acompañará para comprobar que sigas sus indicaciones y cómo se desarrollan tus destrezas frente al volante.

¿Qué tipo de vehículos puedo conducir con el carnet B?

Con el carnet B puedes conducir varios tipos de vehículos de tres y dos ruedas, siempre y cuando entren dentro de las especificaciones de esta categoría.

  • Motocicletas: Al tener tres años con tu carnet B y contar además con la certificación A1, podrás hacer el examen para motocicletas con cilindrada de 125 cm3 y hasta 15 CV max.
  • Ciclomotores: Con la obtención de estás certificado para ser conductor de cualquier tipo de vehículo con motor eléctrico con velocidad límite de 45 hm/h y una cilindrada menor a 50 cm3.
  • Remolques: Puedes manejar remolques que no superen el peso máximo para esta categoría.
  • Turismo: Con la experiencia del carnet B puedes certificarte como conductor de vehículos de turismo en todas sus modalidades mientras no superen las 9 plazas y los 3.500 kilogramos.
  •  Furgonetas: Puedes hacer el examen para conducir cualquier furgoneta de turismo o comercial hasta 9 plazas de capacidad.
Qué tipo de vehículos puedo conducir con el carnet B
cheerful and happy young woman in her car showing her new driving license

Consejos para prepararte para el examen de manejo

¿Estás pensando en hacer la prueba para obtener tu carnet B? Para sacarte la licencia clase B existen algunos consejos que te ayudarán a prepararte para el examen de manejo.

Prepárate para la prueba teórica

La primera parte de la prueba consiste en la prueba teórica para la que deberás prepararte de manera adecuada y así responder todas las preguntas.

Estudia todo lo que necesites hasta que sientas seguridad de tus conocimientos. Algunas academias de manejo ofrecen material y acceso a test online en los que podrás practicar antes de presentarte al teórico oficial.

Si te preparas con tiempo al momento de hacer el teórico tendrás todo lo necesario para pasar sin problemas al siguiente nivel del práctico.

No te apresures en el práctico

No te apresures en el práctico

Al realizar el práctico no te apresures ni te dejes llevar por los nervios. Y es cierto que estar frente al volante por primera vez y siguiendo las indicaciones de tu instructor puede generarte nervios. Pero esto no significa que tengas que dejarte llevar por ellos.

Toma un respiro y piensa que has logrado obtener todos los conocimientos. Así que luego de superar la prueba teórica, prepárate con tiempo para el día del práctico.

Cuando llegue la hora de seguir las instrucciones de tu profesor de manejo no te apresures y no pienses en que podrías cometer un error. Solo asegúrate de respetar la distancia de seguridad y prestar mucha atención a cada una de las indicaciones de tu instructor.

Aprende las señalizaciones

Es clave que aprendas cuáles son las señalizaciones y qué representan cada una de ellas. Aunque este conocimiento forma parte de las preguntas que te harán en el teórico, y también tiene muchísima importancia en el práctico.

Si fallas en identificar alguna señalización o la pasas de largo, dependiendo de cuál sea el tipo de señal podría significar una falta leve o grave que afectará tu evaluación.

Evita las faltas en el práctico

Evita las faltas en el práctico

Las faltas en el práctico podrían causar que suspensas el examen. Por ello debes tener presente evitar caer en algunas de las faltas más comunes durante el examen práctico para la licencia clase B como:

  • No mantener la distancia de seguridad.
  • No hacer caso de las señalizaciones de tránsito.
  • Pasarte la luz roja cuando debes detenerte.
  • No usar el cinturón de la manera correcta.
  • Exceder el límite de seguridad.
  • No comprobar los espejos y el coche en general antes de iniciar la marcha.

Además de esto, hay algunas faltas más graves que podrían considerarse una reprobación segura:

  • Manejar vía contraria al tránsito.
  • Sobrepasar los límites de seguridad causando riesgos a otros conductores y usuarios.
  • No respetar la señalización de “ceda el paso”.
  • Bajar del coche sin mirar a tu alrededor.

Antes del examen repasa un poco

Antes del examen repasa un poco

Antes del día del examen descansa adecuadamente. Ten una buena noche de sueño para que te sientas con energía y un buen estado de ánimo al hacer la prueba.

También intenta con llegar a tiempo y preparar toda la documentación que debes llevar ese día. Y no puedes dejar de lado hacer un repaso la noche anterior sobre todos los conceptos que consideres necesarios.

Si te preparas con antelación y sigues estos consejos, tendrás más confianza cuando te toque presentar tus pruebas de conducir clase B.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *