6 Consejos para tu primer día de prácticas en la autoescuela

6 Consejos para tu primer día de prácticas en la autoescuela

No tiene que tener miedo de ponerte frente al volante si sigues estos 6 consejos para que tu primer día de prácticas en la autoescuela sea todo un éxito.

Cuando llega la hora de la clase quizá los nervios comiencen a hacerse presentes, pero descuida que no tienes por qué entrar en pánico.

Ponerse nervioso es absolutamente natural. Todos los alumnos se sienten algo nerviosos en su primer día de práctica.  Pero recuerda que nadie nace sabiéndolo todo y que la práctica es lo que necesitamos para tener éxito.

Y es que sabemos que la primera vez que enfrentes a la clase de conducción puede ser algo intimidante. Pero solo necesitas mantener la calma y conocer estos 6 consejos e incluso esperarás con ansias que llegue la siguiente.

6 Consejos para tu primera práctica en la autoescuela

6 Consejos para tu primera práctica en la autoescuela

Con estos 6 consejos para tu primera práctica en la autoescuela, superarás los nervios y aprobarás con éxito. Aunque lo primero que debes tener en cuenta es que tu primera clase será con alguno de los coches autorizados por la autoescuela.

¡Nada de andar conduciendo por tu cuenta sin tener licencia!

Conducir sin permiso está totalmente prohibido y podría llevarte a malos ratos cuando quieras obtener oficialmente tu carnet.

Así que relájate y apúntate estos 6 consejos que te serán de muchísima ayuda en tu primer día de autoescuela práctica.

1. Comenzar sin nervios es lo primero

Comenzar sin nervios es lo primero

Eso de comenzar la clase sin nervios podría sonarte un poco difícil si piensas mucho en el tema. Intenta despertar tu cabeza y decirle a os nervios que se den un paseo como pronto lo estarás haciendo tú en coche cuando logres aprobar.

La primera sesión suele ser bastante tranquila y no es  nada del “otro mundo” o una experiencia “casi imposible de realizar” como los temores e inseguridades pueden hacerte creer.

Si respiras y te calmas podrás empezar la sesión de conducción sin ningún problema, y recordará todas esas habilidades que un conductor necesita. Además, para que te sientas más tranquilo recuerda que tu profesor estará contigo y sabrá cómo reaccionar ante cualquier inesperado.

2. Nadie sabe conducir desde el principio

Encuentra tu ritmo

Ninguna persona nace sabiendo conducir. Aprender a manejar es un proceso que requiere de práctica, así que deja de sentirme mal y no trates de una manera tan dura.

Intenta calmar los nervios y tomate tu tiempo, ya que obtener habilidades de manejo es un proceso de aprendizaje que lleva tiempo.

Toma la primera clase como el contacto inicial con lo que necesitas aprender y a medida que realices muchas prácticas, verás cómo empiezas a obtener todas esas habilidades por las que tanto te preocupabas. No te olvides que en la práctica está la clave.

3. Intenta evitar los errores más comunes

Intenta evitar los errores más comunes

Durante la práctica de manejo muchas personas suelen cometer debido a los nervios errores que son muy comunes. Tienes que conocer de antemano cuáles son los errores más comunes durante las clases para que evites caer en ellos:

  • Antes de iniciar la marcha siempre asegúrate de revisar el asiento, los retrovisores y que todo esté en orden en el coche.
  • Siéntate correctamente. De tu postura y la manera en la que estés en el asiento dependerá que puedas alcanzar tanto los pedales como el volante sin problemas.
  • Intenta ajustar todo para que te sientas cómodo. Si tienes todo bajo control los nervios no serán algo de lo que te preocuparte.
  • Aprender a coger el volante de la manera correcta: pon las manos al estilo de las agujas del reloj en posición 10:10 o 9:15 si lo sientes mejor.
  • Intenta llevar bien los pedales y reconocer cuál es la función de cada uno.
  • Nada de giros bruscos y de acelerar repentinamente.
  • Siempre señaliza las maniobras. Nunca hagas ninguna acción sin señalizarla previamente porque los otros conductores necesitan ver qué maniobra realizarás.
  • Respeta la señalización y presta atención a los cambios de luz, al igual que al paso de peatón.

4. Ten una buena comunicación con tu profesor

Nadie sabe conducir desde el principio

Tener una buena comunicación con tu profesor es muy importante para que todo vaya a las mil maravillas en tu primera práctica. Establecer una buena relación profesor-alumno es clave para que aprendas.

El profesor será el profesional de la conducción al que podrás comentarle tus miedos e inseguridades ante el volante, ya que siempre sabrán guiarte adecuadamente para que aprendas a manejar.

Y si sientes alguna duda, no te quedes con ella. Anímate a preguntarle todo lo necesario que los profesionales de manejo están para preparados para responderlas y hacer que te conviertas en un conductor oficial.

5. Encuentra tu ritmo

Ten una buena comunicación con tu profesor

No te presiones por aprender rápido o por el hecho de que otros puedan ir un poco más delante de ti. No te digas que “no puedes conducir” ni caigas en ansiedad porque sientas que vas paso a paso.

Cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje. No hay que ir demasiado rápido ni entrar en nervios por “quedarte atrás”. Puedes practicar todo lo que sea necesario antes de la clase.

Piensa en que por querer ir un poco más rápido algunas personas caen en una confianza excesiva y terminan cometiendo errores debido a que se presentaron a la clase sin estar completamente preparados.

En lugar de comparar tu ritmo con el de otros o pensar una y otra vez en este tipo de cosas concéntrate en prepararte adecuadamente. Si lo haces el día de la clase no sufrirás de nervios y sobe todo, evitarás el riesgo de caer en el tan temido “bloqueo”.

6. Respira y disfruta

Y el último consejo que podemos darte es que te relajes y disfrutes de la experiencia de tu clase de manejo. Luego de que superes tu primera clase aprenderás que conducir es todo un placer y te da mucha libertad.

Inhala, exhala, visualízate logrando tu objetivo y repite en tu mente “Keep calm and drive on”.

Tras esta primera experiencia estarás a la expectativa de que llegue la próxima. Y lo disfrutarás tanto que casi sin darte cuenta obtendrás tu permiso de circulación.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *