9 factores de riesgo en un accidente de tránsito

9 factores de riesgo en un accidente de tránsito

Al tomar el volante existen ciertos factores de riesgo en un accidente de tránsito que puedes evitar siempre y cuando tomes las debidas precauciones.

Cada año las cifras de accidentes de tránsito están entre las principales causas de muertes de conductores. Y es que al manejar todos estamos expuestos a imprevistos relacionados con la mecánica del coche, las condiciones ambientales o un descuido en las normas viales.

Y por esta razón, aquí te mostraremos 9 factores de riesgo en accidentes de tráfico y qué medidas debes tomar para manejar con seguridad.

9 factores de riesgo en un accidente de tránsito

¿Cuáles son los 9 factores de riesgo en accidentes de tránsito?

1. Cuidado con distraerte al conducir

Uno de las principales causas de accidentes de tránsito son las distracciones al volante. Perder la concentración frente al volante es muy peligroso.

Mantén en todo momento los ojos en el camino y no te distraigas con cosas como el celular. Y es que el uso de celular es una de las principales causas de pérdida de control frente al volante.

Ya sea se trate de una llamada o echar un vistazo a un mensaje, podría ocasionar que no visualices un obstáculo en el camino y por lo tanto, no reacciones a tiempo. Así que al conducir ten mucho cuidado con distraerte y no apartes los ojos del camino.

2. Ser novato

Todos comenzamos siendo novatos frente al volante y con el tiempo, nuestras habilidades de conducción mejoran. Después de todo, la práctica es la clave para mejorar en cualquier aspecto.

Puedes lidiar con la falta de experiencia practicando y con el pasar del tiempo tus habilidades y capacidad de reacción serán mayores, pero si tienes poca experiencia no te apresures y asegúrate de seguir las normas viales y conducir con precaución.

accidente de tránsito

3. Manejar a exceso de velocidad

Las muertes por exceso de velocidad son una de las cifras que encabezan el listado de causas de accidentes viales.

Nunca sobrepases el límite de velocidad y recuerda que en zonas urbanas, el máximo de velocidad es de 50 km/h. Si conduces de manera responsable disminuirás los riesgos de sufrir un accidente.

4. Malas condiciones climáticas

Conducir bajo una nevada o la lluvia son dos factores que dificultan tu visión. Y esto podría ser aún más peligroso, si vas por una zona donde la niebla perjudique tu visibilidad.

Lo más recomendable es que si te toca manejar en situaciones de malas condiciones climáticas, tomes tus previsiones y disminuyas la velocidad.

5. Mal estado de las vías

Si conduces por vías en mal estado tienes que tener el doble de precaución. Circular por carreteras deplorables incrementa el riesgo de accidentes, por lo que al manejar por vías desconocidas o con pavimentos lo ideal es que conduzcas con mucha precaución.

6. Falta de mantenimiento al vehículo

Mal estado de las vías

Realizarle mantenimiento ocasional a tu vehículo es algo que jamás puedes dejar de lado. No hay que posponer hacer una revisión a tu coche y asegurarte que esté en un estado óptimo para evitar que falle mientras vas por la vía y corras el riesgo de sufrir un accidente.

Antes de emprender un viaje, verifica cómo se encuentran tus llantas, tus luces, tus frenos y todas las piezas imprescindibles para su buen funcionamiento.

7. No conduzcas con alcohol

Si has bebido alcohol evita conducir bajo cualquier circunstancia. Consumir drogas o alcohol puede disminuir tus reflejos y capacidad de reacción en un 30%.

Cuando estás bajo los efectos de bebidas alcohólicas la euforia causa que subestimes el peligro a causa de una falsa sensación de seguridad. Y en muchas ocasiones, esto podría ser fatal.

8. Estrés bajo control

Conducir con estrés o en un estado de angustia podría ocasionar que realices una mala maniobra o que no tengas la capacidad para reaccionar en determinadas circunstancias.

El estado mental de los conductores influye en gran medida en las reacciones al volante y podría generar que tomes decisiones imprudentes al pasarte la señal de una zona prohibida, o no hacer caso de las señales de tránsito como los semáforos.

9. No descansar adecuadamente

No descansar adecuadamente

El descanso es importante cuando se trata de conducir. Si no has descansado adecuadamente tendrás dificultad para concentrarte, tu visión se volverá borrosa, sufrirás de calambres musculares, tus reacciones serán torpes e inseguras, entre otros síntomas de la falta de sueño.

Si no tienes oportunidad de dormir antes de iniciar el viaje, al menos toma pequeños descansos cada cierto tiempo en una parada segura para que puedas reiniciar el recorrido de forma segura.

¿Qué hacer en caso de accidente de tránsito?

Qué hacer en caso de accidente de tránsito

Todos los conductores deben ser responsables al estar frente al volante y seguir cada una de las leyes y normativas viales.

Como un conductor responsable tienes que saber cuáles son las normativas de tránsito de tu país y además conocer cómo evitar los riesgos y qué hacer en caso de accidente de tránsito.

Si has sufrido de un accidente de tráfico, lo primero que tienes que hacer es informar a las autoridades sobre el incidente, ya que ellos se encargarán de evaluar cuáles han sido los daños y crear una constancia oficial.

De haber lesionados la atención médica deberá ser inmediata, en especial si hay lesionados. Si cuentas con una póliza de seguro informa a tu aseguradora lo más pronto posible del suceso y la gravedad de los daños.

accidentes viales

En caso de no seguir los procedimientos en caso de accidente de tránsito y huyes del lugar, serás considerado responsable del suceso. Y esto podría acarrear consecuencias como la suspensión de la licencia de conducir, una multa o inclusive la cárcel.

De no respetar el cruce peatonal y las señalizaciones, también podrías ser penalizado. De igual manera se consideran como factores para ser penalizado conducir con exceso de velocidad, ir con el coche en mal estado o con exceso de carga.

Si sufres un accidente de tránsito intenta mantener la calma y no te dejes llevar por el pánico. Pide ayuda y espera la llegada de las autoridades correspondientes. Pero sobre todo, aprende a evitar los factores de riesgo que producen los accidentes viales y conduce con seguridad.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *