Consejos para superar el miedo a conducir

El miedo a conducir es muy común

Tener miedo de conducir no es algo por lo que tengas que sentirte mal o avergonzado, ya que este es un temor muy común que afecta a muchas personas.

El pánico o el miedo frente al volante que no permite que pensemos con lógica se llama  amaxofobia. Y este es un temor o ansiedad provocada por la falta de seguridad, por el miedo de dejar de ser un copiloto para transformarte en conducto o por algún trauma sufrido al manejar.

En el caso de las personas que toman clases de reciclaje, este tipo de temor suele ser bastante común debido a veces al tiempo que han estados alejados de ser conductores. Pero no debes preocuparte si sientes ansiedad ante el volante porque puedes superar el miedo a conducir.

Existen expertos y clases especiales que te ayudan a mejorar tu autoestima y recuperar la confianza que te falta para tomar el volante. Y en Autoescuela Sabadell te dejaremos un par de consejos que te servirán para que superes el miedo a conducir.

6 Consejos para superar el miedo a conducir

6 Consejos para superar el miedo a conducir

1. Domina tu cuerpo y relaja tu mente

Un cuerpo saludable en sintonía con una mente calmada es importante para que controles tus emociones y aprendas a dominarte.

A pesar que en algunas ocasiones lograr esto no parezca tan sencillo, si comienzas a aprender técnicas de relajación y tomarte tu tiempo verás que como a tu propio ritmo comenzarás a relajarte y dejar atrás la ansiedad.

No olvides que la constancia será la clave para que consigas tu objetivo de dominar tus miedos.

2. No veas la conducción como una amenaza

Domina tu cuerpo y relaja tu mente

A veces sucede que las personas ven la conducción como una amenaza debido a todo lo que significa aprender a manejar. Pero no hay que ver el conducir como una amenaza, sino que debes empezar a disfrutar más de la experiencia de manejar un coche.

Prueba asociar el conducir con sensaciones más positivas como el paisaje, la independencia que te da el viajar y la autonomía de sacarte la licencia.

3. Ten confianza en ti y comienza a conducir poco a poco
El miedo a conducir es muy común

Trabaja en tu confianza y ten pensamientos positivos sobre que podrás conducir sin miedo alguno. Si piensas que lograrás no hay duda de que podrás hacerlo. Por eso practica ejercicios de autoconfianza para que te sientas más seguro de ti mismo.

El desarrollo personal no solo te servirá para la conducción sino que será una ventaja en todos los aspectos de tu vida. Puedes probar incluso buscar alguna autoescuela que ofrezca algún curso dirigido a quienes desean perder el miedo al volante.

Y cuando comiences a ver que estás mucho mejor y que tu ánimo es el adecuado, entonces podrás ir hacia las prácticas en circuitos cerrados.

Poco a poco irás mejorando tus habilidades y a medida que vaya pasando el tiempo, te darás cuenta de que manejar no era tan difícil como parecía en un principio.

Cuando vayas al circuito intenta estar acompañado de un buen profesional de la formación vial que te haga sentir mucho más confiado con sus indicaciones y consejos.

Aunque si decides confiar en otra persona, asegúrate de que sea alguien calmado y que no suela gritar para que tus nervios no aumenten y que así no añadas un trauma en lugar de superarlo.

4. Pon en práctica ejercicios para superar miedos
Hora de conducir solo

Comienza a poner en práctica ejercicios que te permitan superar tus miedos. Y en los casos en los que tu miedo a conducir puede considerarse como severo, ponerte a practicar en polígonos y ver otros coches causa muchas veces que el pánico regrese.

Para estas situaciones hay ejercicios en los que tu miedo se pone a prueba de forma controlada. Es decir, que gradualmente irás enfrentado situaciones ante las que quizá sientes pánico para que vuelvas a tener confianza y consigas superarlas todas.

5. Hora de conducir solo
La práctica te da la experiencia

La mejor forma de superar tus temores al conducir es dar el paso a estar solo frente al volante. Este es el momento donde finalmente serás independiente y te sientes preparado para decirle adiós al pánico.

Tienes que sentirte seguro de que aunque puedas sentir una pequeña pizca de nervios, estos no te controlarán y podrás sobreponerte a los sudores fríos y reaccionar en los distintos tipos de situaciones de peligro que pueden presentarte en las vías de tráfico.

Al tener todos los conocimientos sabrás qué hacer en cada una de las situaciones que pueden darse mientras manejas. Y lo mejor de todo es que ya estarás en la carretera tu solo lo que te deja a un paso de alcanzar tu objetivo de sacar tu carnet de conducir.

6. La práctica te da la experiencia
No veas la conducción como una amenaza

Practicar te dará la experiencia necesaria para que te desenvuelvas con seguridad cuando estés manejando. Si prácticas y repasas los conocimientos del teórico, los nervios y la ansiedad serán cosa del pasado.

Y si sientes que aún te falta más práctica antes de ir hacia tu prueba, puedes mirar las ofertas de clases que las autoescuelas ofrecen para que los alumnos continúen mejorando sus habilidades hasta que se sientan 100% seguros de tener el volante entre sus manos y e ir por la carretera.

El miedo de volver a conducir

Pon en práctica ejercicios para superar miedos

No solo los conductores primerizos son los únicos que sienten miedo de conducir. Aquellas personas que por una u otra razón han dejado de manejar por un buen tiempo pueden sentir cierta inseguridad de haber perdido parte de sus habilidades.

Sin embargo, en las clases de reciclaje pueden probar sus habilidades tanto quienes desean dar el paso a renovar su licencia de conducir como quienes quieren ser independientes de nuevo.

Con ayuda de estas clases sentirás otra vez la confianza de manejar y disfrutarás de la experiencia de la libertad en la carretera.  

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *