Qué es el radiador de un coche y su importancia

Qué es el radiador de un coche y su importancia

El radiador de un coche es una de las piezas más importantes de tu coche. Y a pesar de su importancia, muchas veces no se le presta la atención que merece hasta que comienzan a surgir los primeros inconvenientes.

Los componentes principales que conforman el sistema de enfriamiento de un vehículo son: radiador, bomba de agua y termostato. Si surge algún problema con cualquiera de estas piezas, tu coche sufrirá de altas temperaturas que causarán que se sobrecaliente y comience a fallar.

Sin embargo, antes de tratar cualquier problema relacionado con el sistema del enfriamiento debes conocer exactamente qué es el radiador y cuál es su importancia para tu coche.

¿Qué es el radiador? ¿Para qué sirve?

Qué es el radiador de un coche y su importancia

En palabras simples, el radiador de un coche es la pieza de tu vehículo que usa el aire y el líquido refrigerante para mantener bajo control la temperatura de un coche.

Cuando tu motor está funcionando normalmente se calienta y el refrigerante circula a través de todo el sistema, absorbiendo el calor y regresando al intercambiador de calor de la unidad.

Mediante la circulación del aire exterior, el líquido refrigerante se enfría para que el ciclo continúe ayudando a regular la temperatura.

La principal función del radiador en un vehículo es controlar la temperatura que se produce cuando el coche está prendido, para evitar que las piezas internas se dañen por sobrecalentamiento.

Un radiador se encarga de disipar el calor que corre alrededor del motor, enfriando el líquido que circula a través de este medio. Pero hay veces en las que puede no estar cumpliendo muy bien su función como si ves que de la parte frontal de tu vehículo comienza a salir coche.

Esta señal de alarma puede significar que el radiador está fallando y tu coche está sufriendo sobrecalentamiento.

Fallas más comunes en el radiador del coche

Fallas más comunes en el radiador del coche

Cómo saber si hay fallas en el radiador de coche es una de las dudas más comunes cuando el vehículo empieza a sobrecalentarse. Pero para saber cuáles son las fallas en tu radiador tienes que conocer cuáles son sus partes para detectar cualquier falla.

Si conoces cuál es la función del radiador podrás prevenir que sucedan averías en el encendido que podrían dañar por completo tu motor. Y para evitar esto tienes que detectar cuáles son las fallas más comunes que se presentan como por ejemplo, los ruidos extraños o los residuos de carbón.

  • Cuando hay goteos estos pueden ser una señal de que hay problemas y te conviene hacer una revisión.
  • Las fallas en el termostato son muy comunes. Esta válvula que controla la cantidad de refrigerante que sale y entra del radiador puede fallar y hacer que el motor se sobrecaliente con mucha rapidez.
  • Si notas que tu coche está caliente verifica el aire en el sistema de refrigeración, ya que esto limita el flujo de refrigerante disminuyendo su rendimiento.
  • A veces la falla puede que no esté en el radiador como tal, sino que el problema sea que las mangueras se han roto. Evita que suceda esto cambiándolas periódicamente para que no colapsen por el desgaste habitual.
  • Los modelos de coches modernos cuentan con un pequeño ventilador eléctrico que aspira aire mediante el radiador con el fin de regular el nivel de temperatura del vehículo. Y si a pesar de que el coche ande bien se sobrecalienta, el detalle puede estar en el ventilador.
  • A través del radiador pasa la bomba de agua que mueve el refrigerante por el motor para mantener la temperatura. Pero si esta empieza a fallar, se dará un sobrecalentamiento debido a que el agua ya no circula correctamente.

Consejos para cuidar el radiador

onsejos para cuidar el radiador

Cuando el radiador falla el sistema de enfriamiento se ve muy afectado. Algunas de las causas pueden estar relacionadas con algo más allá del sobrecalentamiento y resultan simples de resolver.

Una bomba de agua que no esté bien lubricada puede deberse a una avería del radiador que ocasiona que el nivel de refrigerante sea más bajo de lo normal.

Para el cuidado del radiador es fundamental la limpieza del sistema y la revisión de los fluidos. Aunque ten en cuenta que a la hora de limpiar tu radiador hay productos específicos que deben utilizarse.

¿Qué productos puedo usar para limpiar mi radiador?

En el mercado encontrarás diversos productos para limpiar el radiador de tu vehículo, pero si tienes alguna duda sobre qué usar  cuándo usarlos, te dejamos algunas recomendaciones de lo que más te conviene:

No usar agua del grifo

Jamás debes usar agua del grifo para limpiar el radiador ya que el agua común contiene residuos minerales que causan corrosión de las piezas mecánicas, llegando incluso a obstruir el paso del refrigerante.

En algunas ocasiones esta película mineral suele venir cuando compras un coche usado y deberás buscar la opción de un producto especial para eliminarla.

Qué productos puedo usar para limpiar mi radiador

Rastros de anticongelante y aceite

En caso de hallar rastros de anticongelante y aceite la causa podría ser inconvenientes mecánicos. Pero además de la reparación necesitarás de productos de limpieza específicos para que no queden restos de manchas marrones que con el pasar del tiempo serán casi imposibles de quitar.

Mucho tiempo sin cambiar el anticongelante

Ten cuidado con dejar sin cambiar de anticongelante por mucho tiempo porque pierde sus propiedades y entonces aparecerán sedimentos que te costará eliminar.

Fisuras sin tapar

Cuando el coche pierde anticongelante podría deberse a alguna fisura sin tapar. Hay líquidos especiales que sirven para sellarlas y que el líquido no siga escapando.

Mucho tiempo sin cambiar el anticongelante

Aunque esta es una solución provisional y en algún momento la fisura volverá a abrirse, y te tocará taparla de nuevo.

Realizar el mantenimiento de tu radiador te ayudará a extender su vida útil, ahorrándote mayores gastos por culpa del excesivo calentamiento del motor y el deterioro inevitable.

Periódicamente lleva tu coche al servicio técnico y asegúrate de seguir las recomendaciones de cuidado del fabricante para que el funcionamiento de tu radiador y de tu coche sea 100% óptimo.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *