Trucos y consejos para tu primera clase de conducir

Trucos y consejos para tu primera clase de conducir

Luego de aprobar el teórico por fin llega el tan esperado momento de la práctica. Pero si nunca has conducido un coche y tienes un poco de nervios, no tienes de qué preocuparte con estos trucos y consejos para tu primera clase de conducir.

Así que apúntate estos trucos y consejos para que tomes tus clases de práctica de conducción con tranquilidad y saques tu permiso de conducir.

Nada de nervios, ¡tú sí puedes conducir!

¿Y si confundo los pedales

Primero lo primero: nada de  nervios. No digas que no puedes conducir. Ya verás como si te relajas podrás conducir.

Y es que no importa si nunca has conducido un vehículo en tu vida, o si ya lo has intentando anteriormente y las cosas no te han salido del todo como esperabas. Nadie conduce a la primera sin antes haber practicado.

Recuerda que ninguna persona nace con habilidades “mágicas de conducción”. Todo es cuestión de práctica y saber que cada persona tiene su propio ritmo cuando se trata de aprender.

Es normal que durante la primera clase tengas algo de nervios por enfrentarte ante el volante en una vía de circulación real. Sin embargo, por lo general, la primera práctica suele ser en un sitio apartado del grueso de circulación.

No tendrás que preocuparte por dar tus primeras marchas y giros tengas que hacerlo en una carretera repleta de tráfico. A medida que vayas desenvolviéndote, irás a vías más circuladas y los profesores te transmitirán tranquilidad durante toda la clase.

Los profesionales de la formación vial te acompañarán y en caso de ser necesario, podrían llegar a controlar el coche para evitar una situación de peligro.

Uno de los mejores consejos que podemos darte para que dejes los nervios de lado, es que todos aprendemos desde cero. No debes tener miedo de ser un novato en el  mundo de la conducción porque tendrás un profesor a tu lado que sabrá hacer que el reto sea más fácil.

¿Y si confundo los pedales? (trucos y consejos)

¿Y si ha llegado el día del examen y no dejo de temblar

El temor a confundir los pedales es uno muy común entre los conductores novatos. En especial entre aquellos que sienten que son “demasiado descoordinados”.

Pero en lugar de tener miedo a equivocarte por qué no intentas pensar: ¿Qué tal te fue la primera vez que nadaste? ¿Te convertiste de inmediato en una estrella de la natación? ¿Y qué dices de andar en bici? ¿Dominaste todas las habilidades para andar en bicicleta desde el primer día?

Lo más probable es que chapotearas una y otra vez mientras intentabas no hundirte. Y al intentar con la bici, en más de una ocasión te hayas caído y raspado la rodilla hasta que finalmente ya no necesitaras ayuda.

Pues lo mismo pasa con la práctica de conducir. Nadie nace sabiéndolo todo. Y toda habilidad conlleva un proceso de aprendizaje que te llevará hacia lo que tanto deseas hacer.

Aprender es una experiencia que para algunos toma más tiempo y para otros menos, y conducir no es la excepción a esta regla.  Sin contar que conducir en una carretera te resultará una experiencia nueva y relativamente hostil que puede hacer que la ansiedad se haga presente.

Pero no hay que dejar que te flaqueen las piernas. Existe una clave para ganar confianza frente al volante: conducir mucho.

A medida que vayas realizando todas las clases prácticas y realizando estos trucos y consejos ganarás seguridad y disfrutarás de la conducción. Al final terminarás viendo como eso de sentir que puedes perderte con los pedales e incluso con las palancas no será más que algo de lo que ni te acordarás.

Terminarás sintiendo que conducir es tan natural y conseguirás soltarte mucho más. Ya verás cómo te será más fácil conducir por las vías y conseguirás aprobar el práctico que por supuesto, es lo que tanto deseas lograr desde que te apuntaste a las clases.

Llevo varias clases prácticas, ¿me apunto al examen?

Llevo varias clases prácticas, ¿me apunto al examen

Puede ocurrir que resultes tener mucha habilidad y tras varias clases de práctica conduzcas genial, pero no debes confiarte. No por tomar algunas clases prácticas tendrás 100% asegurado que vayas a aprobar el examen práctico.

Es cierto que saber conducir es importante para que apruebes el examen, pero también debes conocer sobre la señalización y cuáles son las diferentes maniobras que debes realizar.

De nada servirás que conduzcas de miedo y en menos de diez prácticas ya te vaya muy bien manejando si no eres capaz de prestar atención al entorno que te rodea. Tienes que tener en cuenta todo lo que está a tu alrededor al 100%.

Por más que tengas habilidades de manejo si no conoces la señalización, no miras el paso o no te detienes correctamente el instructor podría penalizarte.

Lo mismo va para otros errores muy comunes cometidos durante la primera clase práctica como no mirar los retrovisores o reaccionar tardíamente para un intermitente.

Para evitar todos estos errores presta atención a tu alrededor y a las indicaciones de tu profesor. Sé muy prudente al decidir si ha llegado el momento o no, y si te sientes totalmente preparado para presentarte al examen.

¿Y si ha llegado el día del examen y no dejo de temblar?

Nada de nervios, ¡tú sí puedes conducir!

Si ha llegado el día del examen práctico y sientes que te “tiemblan hasta las pestañas”, cálmate y toma una respiración muy profunda.

Nada de nervios ni de entrar en crisis porque si has llegado hasta ese punto es porque posees las habilidades suficientes para aprobar. No dudes de que tienes las capacidades para enfrentar tu primera clase de conducir con éxito.

 Aunque esto no quiere decir que todos tus nervios desaparecerán porque es muy normal que sientas así sea una pequeña pizca en el instante en que te estés subiendo al coche, pero si intentas ver al examen como una práctica normal todo te saldrá bien.

El día del examen no es  un “día de terror”. Es tan solo otra práctica en la que serás llevado por un examinador y en la que si prestas atención a las señales y las marcas viales lograrás demostrar que eres un buen conductor.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *